Siga los siguiente consejos para aprobar de manera expedita su revisión técnica.

1. Verificar el estado de las ventanas laterales, el portalón trasero, y el parabrisas del vehículo:

Que éstos no tengan trizaduras o quebraduras que puedan obstaculizar la visual del conductor, ni piquetes con aristas cortantes. Ningún vidrio pude contar con publicidad, pues dificulta la visual desde y hacia el interior del vehículo.

2. Verificar estado de los cinturones de seguridad:

Que presenten un buen funcionamiento, especialmente su anclaje o hebilla de sujeción y fijación.

3. Verificar estado de focos, faroles de señalización, y luces del vehículo:

Que sus micas no presenten quebraduras o tengan objetos sobrepuestos, y verificar el encendido de las luces altas y bajas, de señalizadores izquierdo y derecho, y de las luces de retroceso y tercera luz de freno.

4. Verificar estado de neumáticos y llantas:

Que los neumáticos no presenten deformaciones ni cortes con telas a la vista, en ninguna de sus caras, que no se encuentren redibujados, y que las ruedas cuenten con todos los pernos de sujeción. Las llantas no deben presentar fisuras, soldaduras ni deformaciones.

5. Verificar una correcta apertura y cierre de las puertas del vehículo.

6. Verificar la existencia y estado de las placas patentes y de las luces que la iluminan.

7. Verificar documentación del vehículo:

Al momento de presentarse en la planta se deben acompañar los respectivos certificados de revisión técnica y análisis de gases anteriores. Si éstos están extraviados, se deberá presentar un "Certificado de Identificación y Anotaciones Vigentes" emitido por el Registro Civil e Identificación, y hacer una declaración jurada simple en la misma planta de revisión. Si existen dudas, la planta de revisión se comunicará con la Seremi de Transportes, que finalmente autorizará la revisión.